20110226

La gente caía en el campo de batalla. Se oían gritos desesperados junto a los cañones, que no dejaban de disparar ni medio segundo. Los muros de la ciudad estaban ya agrietados, pintados por la sangre de los arqueros, ya muertos, que en ellos se apostaban. Y entre tanta masacre, centelleantes luces se veían desde el fondo de la explanada en la que los dos ejércitos se mataban.
-¿No te parece ya suficiente? Eres un maldito sádico.
-Me gustaría dejar de lanzar rayos por los dedos. Boom, baam, y soy incapaz de dejar atrás la sensación de estar matando. Me es, incluso, gratificante. Son como pequeños insectos que se deshacen cuando los piso. Explotan con mis simples pensamientos. ¡Me hacen grande!
Así de aguda se escucha su risa asesina, como una ráfaga de viento punzante, haciendo sangrar a cualquier corazón que no sea de plomo.
-Boom, baam. Aquí ya están todos muertos.
Y mañana se repetiría la misma escena, por desgracia.

20110225

El color que mejor te sienta,
es el azul en viernes,
y a mí el marrón.
A juego con quienes somos,
tu vuelas en la vida,
y yo la desgasto.

Juguemos un rato al cielo.
Tú seras el aire,
yo las nubes.
Arrástrame con tu aliento,
con tus labios, con tu pecho,
y yo me dejaré llevar por ti,
siempre que tú seas mi destino.
El día que no muere,
la noche que no nace.

Crece tu piel palpitante,
la suave marca de tu nieve,
la calidez de tu sangre.

Tumbado contigo en la arena,
sube y baja la marea,
con las dos grandes lunas,
ojos azules de tierra y mar,
sube y baja la marea.

20110221

E eu ámoas coa fera intensidade.
Coma fascinantes me semellan,
cousas tan horribles son,
que nacen da noite e seu ventre,
as cousas oscuras e monstruosas.

Mais ámoas coa fera intensidade,
son amante de horror e marabillas,
e ámoas no espazo e na idade.
Meu amar son desexo ou paixón [cordas vivas e mortas de sentimientos]
E na idade e no espazo ámoas,
marabillas e horror do amante,
mais ámoas coa fera intensidade.

As cousas oscuras e monstruosas,
que nacen da noite e seu ventre
cousas tan horribles son,
coma fascinantes me semellan.
E eu ámoas coa fera intensidade.

20110215

¿A quien van dirigidas mis cartas? Ya no lo sé, no lo sé.

Es de las pocas preguntas que puedo hacer ya. Tonos dramáticos, tonos humanistas, tonos positivos, son algunas de las cosas que me quedan de tantos ciclos de ser que he cerrado.

Y ahora, se acerca el fin de una etapa. Ya sé cuando las cosas van y cuando vienen en mí. Y a la suma de todo, he guardado pequeños puntos imborrables, grandes o pequeños, en mi caja emocional. Nuevo positivismo, vieja melancolía, nueva estabilidad y muy antiguo tremendismo.

Cambio y no cambio, soy así. Por que no es que yo sea como son mis cambios; es que yo, soy cambios.
Aínda así, co tempo,
segues a ser tí.
Aínda que todo pasara,
ese tempo que non existiu,
téñesme, téñote,
tirando ases ao vento,
esperámonos.

Quen foi, hoxe non é.
Os ciclos finalízanse,
mais tí e máis eu,
non acabaremos nunca,
chorando como estamos,
nesta aperta de amor.