20110515

Nuevas hojas sin escribir.
El libro es un diario repleto
de viento, tiempo, invisibles
letras de ningún destino,
de inexistencia.

Los latidos se vuelven rosas,
se marchitan en mis ojos,
tus ojos, carnívoros furiosos
que quieren devorarnos,
somos inteligencia.

Valoramos, luego sufrimos,
perdemos. Amamos a otros
sin saber amarnos antes.
No sabremos nunca amarnos
hasta haber amado antes.

Damos vueltas, ¿lo ves?
Si giramos deprisa, juntos,
solo encontrarás, abrazados,
un punto fijo en nosotros.
Lo demás dará vueltas,
no existirá, será fugaz.
Bella lucidez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario