20110614

Ahora mismo, busco el éxtasis de mis sentidos. Como el más puro simbolista, quiero encontrar la realidad más lejana que haya a través del estímulo externo. Y cuantas veces he estado cerca de ello, entre líquidos y humos, entre maldades y cosas peores. Y ahora, estoy cerca gracias a la tranquilidad.

Que mezcla más grande. Una pizca de simbolismo, otra de ilustración y, sobre todo, mucho naturalismo. ¿O acaso soy el único creyente en el determinismo genético?

No hay comentarios:

Publicar un comentario