20110726

Si yo, existencia, pudiera hablar...
Pero no puedo. Mis labios son un sello,
la marca que une las respuestas.
Soy un silencio atronador, ininterrumpido,
pero acompañado del tic-tac de un reloj.
Soy la infinidad encerrada en un puño,
anhelando tu aliento, big-bang de mi universo.
Soy el Rey Destronado, poseedor de si mismo,
hundido en sus propios ideales y regímenes,
atormentado por un pasado borrado ya,
y un futuro todavía inexistente.
Pero no puedo. Aún no. Ya no puedo.
Si yo, inexistencia, pudiera ser...

No hay comentarios:

Publicar un comentario