20110819

Ni nadie, ni nadie, ni nadie, ni sentido,
y viajaría a los confines de esta tierra,
donde el océano padece sus heridas,
buscando todo lo que no se encuentra.
Sangre, sangre y sangre almidonada,
espuma y algodón forman continentes,
y las lágrimas se vuelven el diluvio,
que cae desde mil nubes de plástico.

¿Que mundo existe si no hay mundo?
¿Es la eternidad un plano o dimensión?

Intelecto, es el nombre de los planetas,
su locuaz motor. Son fidelidad cero.
Ninguna, ninguna, ninguna ocasión,
se escapa a nuestro entendimiento,
si no llega a nosotros ninguna ocasión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario