20110922

Mi alma, mi cuerpo, mi tesoro,
y destrozaría mis facultades,
todo para poder verte entre todo.
Caminaría por sendas oscuras,
sin saber si tan siquiera estás
al final de tan horrible recorrido.
Llamaría a mil puertas de acero,
buscando tu perdón y tus caricias.
Y al final me encontrarías tú a mí,
sentado sobre duras rocas afiladas,
descansando sobre miles de alfileres.
Conseguirías encontrarte a ti mismo
sin que yo nos hubiera encontrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario