20111011

Estoy, sentado y curvado, apoyado,
sobre las lineas que mi mente traza.
Mis manos se aferran a aquello que,
sin realmente saber, creo controlar.
Me siento y observo como todo, todo,
baila suavemente frente a mi, y sigue
ese camino del que yo salí hace mucho.

Volvería a atrás, para volver a sentir
cada uno de los instantes que ya viví.
No los cambiaría, sería incapaz de ello.
Pero los repetiría y los saborearía con
la amargura de saber en que acaban,
cual es su desmesurada desembocadura.
Aquella, o esta, de mil amores y ninguno.

Estoy, sentado y curvado, apoyado,
sobre las lineas que mi mente traza,
y son las que me unen a tanta gente,
aunque esa gente ya lo olvidara, y que,
de manera silenciosa pero eficiente,
me acerca cada noche a tantos sueños.
Estoy reposando sobre mil segundos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario