20111019

Mi mente es solo una Idea, un planeta,
una sólida llanura llena de barrancos,
y un fortuito paraíso para mi evasión.

Es un lugar seguro en el que permanecer,
en silencio, tirándole flores a la muerte.
En el que es el espacio, y no el tiempo,
el que escapa de mis manos con suavidad.
Es un océano púrpura azotado por lluvia,
y un monstruo atrapado por si mismo.

Dentro de mi, la tierra es negra y seca,
el fértil lugar donde cosechar sueños
sin miedo a que estos puedan morir.

Inestabilidad o locura, y espontaneidad,
crecen bajo las piedras y los árboles,
enredándose en cada pensamiento y acto.
Y cada estrella que estalla en mi cielo,
es un nuevo montón de polvo eterno
que vagará como un recuerdo hasta el fin.

Mi mente solo es una Idea, un mundo,
una construcción que nunca parece acabar,
y que si lo hiciera, se derrumbaría sin más.

Y mi único recuerdo sería de marfil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario