20111128

Fugacidad, es el momento entre nosotros,
la habilidad humana de huir con rapidez,
de tantos peligros como amores habrá.
Sagacidad, o la previsión y astucia propias,
el adelantarse con inteligencia a aquello
que destella en los corazones más abruptos.
La destrucción te aguarda, dormitando,
en su oscura caverna de hierro y sal,
contando horas, tejiendo con miles de ellas,
los días que quedan entre salto y salto.
La muerte no camina, espera, paciente.
Mil castillos construidos solo con tiempo,
flanquean cualquier lado al que puedas mirar.
Lucidez, es la propia esperanza, posibilidad
inexacta de lograr llegar unos metros más allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario