20111209

La dulce pesadilla, dulce delirio, acidez
de esta mente incansable, inalcanzable.
Más horas, menos tiempo, más a mí,
y todo se derrumba antes o después.
Voces alineadas en un coro sin fin,
y que tampoco tiene principio alguno.
Las lagunas de esta infinidad, sin voz,
apagadas en su luminosidad y vacías.
Cánticos de una piel tan sedosa y cálida,
y caricias de un palacio de plata y cristal.
Sorpresas, nos aclaman, al fin del túnel,
en estos escritos de maldad y sinceridad.
Oro bañado en paños, y paños dorados,
describen formas en la quietud del viento.
Cuerpo de mentira y mente verdadera,
primero cultivado y después todo arrasado.
Campos afilados de navajas y sangre,
arados de carbón y brasas incendiarias.
Disculpas verdaderas, falsas disculpas, aire,
agua, y muertes sentidas, muertes fingidas.
Atacamos con espadas de oro a la muerte,
nos defendemos con escudos de marfil.
Sube en esta progresión y en su bajada,
desciende en mi eterna espiral ascendente.
Las piedras escurren esta espuma dulce,
dulce espuma que perforan las piedras.
Pájaros de fuego danzando nuestra mente,
compleja colección de ardientes ideas.
Lagartos de verde veneno y esperanza,
escondiéndose entre las rencillas humanas.
Peces eléctricos lanzándose al superior,
memoria eterna sepultada en la conciencia.
Humanos de agua y aire deshaciéndose,
unos contra otros por diferencias materiales.
Plantarán flores ahí donde crezcan cenizas,
y no se sabrá nada de tu ardiente altar.
El ciclo empieza con la muerte y nacimiento,
y acaba con el inicio y fin de cada uno.
Victorioso aquel que detenga espadas,
perdedor aquel que lance de su mano balas.
Soy peligroso en los momentos más brillantes,
soy noctámbulo en los días de suave lluvia.
Enfréntate a los acantilados que te separan,
desengrana los mecanismo para volver atrás.
Diamantes por estrellas, estrellas por polvo,
civilización por todo aquello que veneramos.
Es sagrado el corazón latente de la ciencia,
que como máquina viva avanza y escapa.
Comprensión es facultad libre y limitada,
compañía es sensación eterna e infinita.
Es difícil huir del grave giro de este molino,
es fácil decir que huimos cuando seguimos.
Hay sangre en tus entrañas y mentiras
sin digerir entre tus manos, y mucho frío.
Todo está fuera de lugar solo si está dentro,
y todo es excluido si no ha estado ya integrado.
El conocimiento es un resultado universal,
la lucidez, el amor, la pasión o razonamiento,
es solo una lanza hiriente surcando el cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario