20120129

La sabiduría está escondida tras los lustros de decadencia,
y las páginas marcadas por el suave olor de la tinta.
Los colores son una guía en este movimiento,
en este ir y volver de las olas en este mar celestial.
Los pasos, tranquilos, sobre arena y cristal,
nunca siguen huellas, nunca dejan huellas.
Acaricia el rostro plateado que te quiere,
que te observa tras una cortina de tiempo,
que está perdido y olvidado en la maleza,
pero que te sigue esperando, vacío.
Nunca la sinceridad fue tan compleja,
y simple lectura entre delirios y pasiones.
Búsqueda de una salida inminente,
para todas estas sensaciones internas,
que no puedo albergar por haber perdido el corazón,
y no quedar más sentimiento que la oscuridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario