20120918

Escribir los sueños es escribir angustias,
ocultando la realidad inerte de todos.
Y soñar es volar fuera, sin artefactos,
al lugar donde el corazón no quema.
Quizá soñar es producto de la mente,
o solo nosotros, que fluimos mucho más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario