20121227

Fuerza en cada segundo.

Tú eres el cielo sobre mi mirada,
la nube que se escapa al viento.
La luz que ilumina mis veranos,
ese eres tú, el amor, el dulce
sabor que roza mis labios, 
que resbala por mi piel,
que inunda mi mundo helado
llenándolo de color.

Tú eres amor enmarcado y suave,
mil caricias en un segundo, sempiterno,
eres un relámpago que se hunde en mí,
que baja por dos cuerpos desnudos
y los llena de luz y calor.

Cada brisa que mece mi calma,
eres tú respirando junto a mí.
Y cada segundo en distancia
es la agonía más intensa.
Demasiado lento y rápido el tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario