20130123

Cuando en el aire se agote la calma,
y la suerte huya, perdida y ciega,
saldrá Sol de entre las aguas,
con su barca de oro y bronce,
e iluminará mi rostro de plata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario