20140831

Por cierto:
el verano, marrón. No es mal color.
Puedes pensar en oscuro, negativo;
a veces está bien el verde pero, ¡llena!
El marrón es de mi amante, o amado.
Ambas son lo mismo para mí.
Y el marrón solo es materialización.
Solo eso, pero es mucho más.
Pero también es suyo el azul, y el blanco.
Todo el espectro, si profundizamos.
Pero el verano, se resume más así,
en marrón-o-perfecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario